12 julio 2017

Los capazos son para el verano

Un verano más, los cálidos rayos del sol coquetean entre sus fibras entrelazadas con la sabiduría paciente de manos artesanas. Manos que se afanan en trabajar la paja, el esparto, la palma o el mimbre para modelar en capazos y cestos la memoria de nuestra esencia mediterránea, los recuerdos de un paisaje de campiña.

Un verano más, los capazos vuelven a acompañarnos en jornadas de playa y sol, durante paseos curiosos por calles y mercados, hasta convertirse en habituales compañeros de la celeridad de nuestra vida diaria.

Los capazos vuelven a sus orígenes, humildes y sencillos, para mostrar la materia prima desnuda sin pintar ni cubrir; donde los entrelazados, trenzas y pleitas modelan cestos inspirados en los recipientes propios del campo: cuadrados como la "cebera" o alargados como la "capacha". Convirtiendo en todo un boom el capazo circular y todas las versiones en tamaño mini, ideales para acompañarnos por la noche. Pero nuestro espíritu coqueto sucumbe a la amalgama de colores y aplicaciones de la artesanía de los pueblos indígenas y los cubrimos de pompones, cuentas, bordados, espejitos, flecos...

Nos encanta recuperar la tradición de los capazos, la cercanía de materiales naturales y sencillos que evocan nuestra niñez, recuerdos de juegos infantiles en rincones que dejan de sernos ajenos cada verano...sensaciones que nos transportan a nuestro paisaje más rural, porque su centenaria sabiduría le permite seguir guiñándonos cada verano, bajo la cualquier forma y versión.


Aranaz

Mimeyco

Esparteame para Leandro Cano

Dos agujas

2 Agujas

Aranaz

Daniela Gregis

Mimeyco

Esparteame para Leandro Cano

Eugenia KIm

Julietta Barcelona

Julietta Barcelona

Mimeyco

Kayu

Milk&Paper

Muun

Muun

Muzungu sisters

Muzungu sisters

Mammacay

Mammacay

Panier Marrakech

Sicily bag

Stella Ritwagen

Stella Ritwagen

Yosuzi

01 julio 2017

El Vichy coquetea con la vanguardia

Renovarse o morir de aburrimiento...debió pensar el más icónico de los prints, que harto de evocar veranos en la Provenza o paseos por la Costa Azul ha decidido renovarse completamente. El cuadrito Vichy o Gingham ya se reveló contra esa eterna etiqueta de print veraniego al aparecer en las colecciones de primavera y volverá con las colecciones resort 17 de Marni, Rosetta Getty, Altuzarra, Teija, Mother of Pearl, Prada...

Este vichy innovador nos sorprende con patrones potentes y arriesgados, dibujando volúmenes deconstruidos con guiños vanguardistas. Juega con siluetas experimentales, superposiciones con otros prints y, sobre todo, apuesta por una arriesgada ruptura con un pasado que irremediablemente asociamos a prendas veraniegas de líneas sencillas y aire romántico.

Si os apetece recordar el origen de este coqueto print, y curiosear propuestas más clásicas os dejo el link de otro post que tambien dedicamos al vichy. Pinchad aquí

Os deseo un verano tranquilo y en paz, donde es tan lícito trotar por el mundo como perrear en el sofá; perderse por rincones exóticos o buscar rincones pátrios, donde disfrutar de una buena mesa. Pero sobre todo os deseo un feliz verano.


Teija · MSGM


Zara · Rosetta Getty


Zara · DVF



Antonio Marras · Dice Kayek


House of Holland · Teija

House of Holland · Dice Kayek · Nº 21


House of Holland · Bimba&Lola

Zara · Peter Pilotto


DVF · Bimba&Lola


Zara · Mother of Pearl

Peter Jensen · Sonia Rykiel

Maison Michel · Bimba&Lola · Zara

08 junio 2017

El capricho de los pendientes con borlas

Nos retiramos el pelo de los hombros, lo recogemos bajo la nuca y lo acomodamos coquetamente a un lado del cuello...Recurrimos a cualquier gesto, cualquier ademán que nos permita mostrar unos pendientes colosales, llenos de color y fantasía, donde se mezclan caprichosamente flores, animales, elementos geométricos y...borlas!! Sin duda, las borlas son las protagonistas inesperadas de los pendientes de la temporada donde encajan sabiamente en composiciones llenas de vitalidad y creatividad.

Los flecos y las  borlas inundaron los geniales años '20, cuando la potencia visual del Art Déco y la estética de elegantes flappers llenaban con su energía una nueva forma de afrontar una realidad, que iba demasiado deprisa, donde todo era hipnótico y tenía que "cazarse" al instante. Los flecos tenía la capacidad de reproducir ese movimiento impredecible y espontáneo decorando mangas, bajos de faldas, zapatos y hasta bolsos.

La sabiduría del vintage rescata la estética bohemia de las musas de los ´70 y transforma los flecos en borlas infinitas, que nos seducen con su rítmico vaivén; o en pequeñas borlas que acompañan piezas de metal con guiños flamencos y tribales.

Para esta ocasión nuestras modelos son ilustraciones de mujeres originales y llenas de personalidad de la pintora y artista noruega Danielle Korneliussen

Gracias Danielle por prestarnos a tus chicas! Aquí os dejo su cuenta de Instagram, donde podéis ver sus ilustraciones originales: Borntowearit



Mercedes Salazar

Bimba&Lola

Elizabeth Cole

YSL

Elizabeth Cole

Oscar de la Renta

Ayala Bar

Mercedes Salazar

Anton Heunis




13 mayo 2017

Buscando los mules más bonitos

Una mañana la condesa d'Olonne se sintió coqueta...camino de la iglesia sonrió al pensar en su inocente travesura: durante la misa, y aprovechando su condición de dame à carreau en la corte, evitaría arrodillarse para sentarse de lado sobre su cojín y así mostrar sus divinas mules rojas de tacón. 

Este sencillo gesto, de la que podríamos considerar la influencer de la época, llevaría al resto de las damas de la corte de Luis XIV a usar este tipo de calzado destalonado, hasta convertirse en objeto de deseo de Madame de Pompadour o de la superlativa María Antonieta, que lo adornaron con profusión de bordados, lazos o cristales.

Tampoco la literatura francesa de la época pudo resistirse a jugar con la sensualidad de un tobillo desnudo, ni aún tratándose de la mismísima Cenicienta. En el cuento de Perrault "Cenicienta o la pequeña zapatilla de cristal" (Cendrillon ou la petite pantoufle de verre) y el escrito por la condesa de Aulnoy "La astuta Cenicienta" (La Finette Cendrondescribían a una joven dama girando sobre su vestido durante el baile, para mostrar con coquetería una mules de terciopelo rojo con perlas.

Mule es un término de origen francés que designa a un tipo de zapato destalonado, cerrado o abierto por delante, inspirado en las babuchas otomanas que llegaron a Europa gracias a las relaciones comerciales de las monarquías europeas. Inicialmente eran unisex y se usaban únicamente en el entorno de palacio por la clases privilegiadas. Su nombre podría provenir del latín mulleus calceus, para referirse a un tipo de zapatilla roja que solían llevar los altos magistrados patricios en la antigua Roma, y que se convertiría en el calzado de los Papas.

Esta primavera regresan con fuerza los mules, completamente planos, cerrados y cubiertos con bordados, pedrería, parches; o bien, inspirado en los flecos y hebillas de loafers y blutchers. Las incondicionales de las bailarinas tenemos en los mules una alternativa original que encaja con cualquier estilo, aunque nuestro consejo es que el largo de la falda o del pantalón quede por encima del tobillo; no solo porque al ser destalonado es más cómodo, sino porque estilizas la figura y como Cenicienta...juegas con la coquetería de un pie semidesnudo. 


Paloma Barceló

Alberta Ferretti

Sanayi

Mango


Zyne

Alberta Ferretti


Gia couture

Alberta Ferretti

Mango 

Zyne

Mango

Marni

Zyne

Nº 21

Sanayi

Zyne

Uterque

Sanayi
Zara