28 septiembre 2013

Verde Agua Alhajas...capricho de emperatriz

Los emperadores bizantinos exhibieron la opulencia del imperio romano de Oriente llenando palacios e iglesias de relicarios, cruces e iconos embellecidos con apliques de oro, perlas y piedras preciosas. Pero serían los esmaltes la seña de identidad de la orfebrería bizantina, como una simbiosis entre Oriente y Occidente aprendieron la técnica del tabicado o cloisonné de Persia, donde las piezas de pasta vítrea y oro adquieren unas vivas tonalidades cristalinas. 

Las emperatrices y damas de la corte de Bizancio, como primitivas "fashionistas", comenzaron a incluir en su ornamento personal collares, pendientes, brazaletes rígidos, diademas y el típico maniakis bizantino decorados con profusión de esmaltes, e incrustaciones de perlas y piedras preciosas sobre oro.

Esta maestría de la joyería bizantina ya inspiró a Chanel en el 2011 y esta temporada Dolce&Gabanna ha llenado la pasarela de caprichosas emperatrices doradas...hasta la belleza sencilla de las piezas de Verde Agua.

Verde Agua realiza alhajas artesanales con técnicas de la orfebrería turca antigua, dando a sus creaciones un aire vintage y étnico. Con materiales que recoge en sus viajes e inspirada en la mística y el colorido de Estambul, Virginia Abascal crea piezas llenas de color e intensidad que mezclan perlas y gemas semipreciosas con sedas importadas de la India o Mongolia.

...sin duda el real capricho de las emperatrices Teodora, Zoe e Irene









Fotos: Fotolog.it, Scoop.it, Vogue,  Xavier de Jauréguiberry




4 comentarios:

  1. Las joyitas son preciosas!!y el post hecho con mucho gusto

    ResponderEliminar
  2. Descubrí Verdeagua alhajas gracias a Lola's Corner, una web de complementos de moda online, y la verdad es que me enamoré! Sus diseños no se parecen en nada que a los de otras marcas y creo que tienen mucha personalidad.

    ResponderEliminar
  3. Todo lo que hay en Lola´s Corner es precioso, elegido con mucho gusto y piezas superoriginales. Dedicaremos otro post a Susana Espiaubau...que seguro que también te gusta. Un saludo

    ResponderEliminar