18 septiembre 2016

La camisa blanca, un básico eterno

Eterna y atemporal, capaz de zafarse del capricho de las tendencias con la suficiencia de devorarlas a todas. Patrones deconstruidos, asimetrías, teatrales volúmenes, volantes excesivos, lazadas...son incapaces de desdibujar su esencia, a la que se aferra sin ningún tipo de pudor, para no perder esa mirada masculina y su carácter de básico protector para la mayoría de las mujeres.

Su aura de elegancia sencilla y natural no se disuelve durante las veinticuatro horas del día, porque su poder reside en adaptarse a cualquier momento del día y situación...y el truco reside en cómo llevarla. 

Apuesta por las superposiciones, tan complejas como te apetezca. Parte de la camisa como un lienzo sobre el que construir el look, añadiendo prendas: un chaleco, un jersey, un vestido lencero, un pichi, una sudadera, incluso otra camisa...sin esconder ninguna, jugando con una sutil asimetria. Arriesga a cruzarla, en lugar de abrochar; ni dentro ni fuera, un poco de cada cosa. Y aunque apostemos por los patrones más sencillos, esta temporada la camisa blanca gana en volumen, por lo que favorece con todo tipo de pantalones.

...curioseamos varias alternativas, neutras, sin añadidos, la imaginación para construir el look te lo dejo a ti. 


Balossa

Monse

Max Mara

Carolina Herrera

Balossa

Cos

Del Pozo

Del Pozo
H&M

H&M

Nili Lotan

Uterque

No hay comentarios:

Publicar un comentario