11 septiembre 2016

Tengo un mensaje para ti

Whatsapp, Messenger, Email, Hashtags...nos movemos en una sociedad rápida y exigente que obliga a transmitir nuestros sentimientos e inquietudes por medio de letras, palabras o ideas que asimos concatenando trazos, casi siempre distantes e insignificantes. Vivimos en una sociedad líquida que no podemos tocar, donde un gesto, una expresión, una sonrisa o una lagrima sólo pueden trasmitirse con palabras. 

Palabras que han de escogerse con cuidado, con respeto, para no herir sino animar, para no ahogar sino fluir y para transmitir la grandeza de nuestros sentimientos. Pero a la vez, la asepsia a la que nos condena esta sociedad digital, ese pánfilo letargo de una realidad distante necesita mensajes contundentes, golpes de voz, reivindicaciones para que volvamos a ser, y a sentir.

Este otoño más allá de estampados florales, prints geométricos o mezclas imposibles con los patterns tradicionales, los diseñadores recurren a plasmar citas inteligentes, reivindicativas, quotes con cierto ingenio. Encuentran en la palabra el medio para transmitir su ideario creativo, las emociones que pretenden reflejar y potenciar con la colección.

Terreno originario de las marcas low cost, ahora seduce a los jóvenes creativos de grandes marcas -DKNY, Rag&Bone, Vetements, Libertine- que ven en la espontaneidad de estos mensajes su mejor herramienta para conectar con el gran público.



Moschino (foto · Elle magazine)

Bella Freud

DKNY

Dolce Gabbana

Rag&Bone

Gucci

Gucci

Katya Dobryakova

Bella Freud

Libertine

Jimmy Choo

Liu Jo

Mango

Katya Dobryakova

Pull&Bear

Gucci

Vetements

Pull&Bear

Replay

Even&Odd

No hay comentarios:

Publicar un comentario