20 marzo 2017

Eterno trench

Posiblemente no haya nada más británico, además de su clima, que el trenchEsta gabardina, diseñada originalmente por Thomas Burberry en 1901 para los oficiales del ejercito del Reino Unido, tomaría su nombre al saltar a las trincheras del frente durante la Primera Guerra Mundial. Pero la esencia del trench está en su tejido y ahí comienza la controversia: Aquascutum presentó un modelo de gabardina para vestir al ejercitó británico durante la Guerra de Crimea en 1853 y Charles Macintosh crearía un tejido impermeable con la adicción de caucho en 1822...pero el diseño de Burberry, sobre un tejido ligero de sarga y sus inconfundibles detalles, haría historia.

El conocido patrón clásico del trench con doble abotonadura, cuello con grandes solapas asimétricas, ceñido a la cintura, pliegue posterior, y correas en mangas y hombros acompañaría a heroínas del cine negro, a esquivas divas de Hollywood, a las damas de Hitchcock; y se convertiría en símbolo de la cultura Mod o de la clase media americana de los '90.

La más cinéfila de las prendas se transformaría en un icono que marcaría el inicio de la imagen de una mujer fuerte e independiente, que evitaba mostrar sus sentimientos al refugiarse bajo un prenda andrógina que, sin pretenderlo, transmitía una poderosa sensualidad. El trench es una prenda muy versátil que encaja con cualquier look y es perfecto para cualquier momento, sin atenerse a la climatología, hasta convertirse en inesperado acompañante de la costura más delicada. 

Abrochado y perfectamente anudado, o despreocupadamente suelto; en ocasiones, su largo hasta la rodilla se acorta como alternativa a la parka. Esta primavera todos los diseñadores mantienen su tradicional paleta de colores desde el beige, tostados o gris piedra...Dior, Michael Kors, Fay o Moschino reproducen su patrón más tradicional; mientras que Vetements, Sacai, Simón Rocha o DKNY lo desmontan y vuelven a encajar para sorprendernos con piezas visualmente muy originales que no han perdido la esencia del trench.


Prada

Mango

Fendi

Anne Sofie Madsen

Bottega Veneta


Burberry


Dior


DKNY

Fay

Edun


IBC

Mango

Michael Kors

Celine

Prada

Vetements

The Row

Sharon Wauchob


Aquascutum


09 marzo 2017

La revolución de las mochilas

Los paseos en bici, aquellos recuerdos de una excursión, las escapadas de fin de semana, los malditos deberes, los exámenes finales, el almuerzo, el ratito del gimnasio...la mochila se desprende de nuestros recuerdos para impregnarse del espíritu sporty, al que ya han sucumbido otros habituales de nuestro armario: zapatillas, sudaderas, camisetas, bombers...y ahora les toca el turno al resto de los accesorios. 

Por fin, la comodidad que necesitamos para acompañar la celeridad de nuestra vida diaria, y el espacio para guardar ese "millón de cosas" imprescindibles, han vuelto a ser tenidos en cuenta en la ecuación, y cobran sentido con los nuevos modelos de mochilas.

Desde que Karl Lagerfeld recupera en verano del 2014 la famosa mochila grafiteada con el logo de Chanel, y Fendi en 2015 editara su colección de mochilas de monstruos, han sido muchos los diseñadores que han incorporado la mochila a su línea de accesorios: Moschino, Versace, Michael Kors, el modelo Rockstud de Valentino o el Monogram de Louis Vuitton.

Capaces de filtrar todas las tendencias, nos ofrecen desde los diseños más básicos en neopreno, serraje o nylon; hasta piezas deslumbrantes en patchwork de piel, aplicaciones de pedrería o bordados. Como novedad para esta primavera se introducen las mochilas en pequeño formato para llevar también como bandolera o riñonera.

Aunque nos cueste vernos con ellas, su capacidad y la comodidad de llevar la manos libres nos seducen casi tanto como sus originales diseños.

Vivianne Westwood - David Delfín

IBlues

Zara - Moschino

Rebecca Minkoff - Diesel

Moschino - Valentino

Anya Hindmarch - Benetton

Zara - Rebecca Minkoff