12 julio 2017

Los capazos son para el verano

Un verano más, los cálidos rayos del sol coquetean entre sus fibras entrelazadas con la sabiduría paciente de manos artesanas. Manos que se afanan en trabajar la paja, el esparto, la palma o el mimbre para modelar en capazos y cestos la memoria de nuestra esencia mediterránea, los recuerdos de un paisaje de campiña.

Un verano más, los capazos vuelven a acompañarnos en jornadas de playa y sol, durante paseos curiosos por calles y mercados, hasta convertirse en habituales compañeros de la celeridad de nuestra vida diaria.

Los capazos vuelven a sus orígenes, humildes y sencillos, para mostrar la materia prima desnuda sin pintar ni cubrir; donde los entrelazados, trenzas y pleitas modelan cestos inspirados en los recipientes propios del campo: cuadrados como la "cebera" o alargados como la "capacha". Convirtiendo en todo un boom el capazo circular y todas las versiones en tamaño mini, ideales para acompañarnos por la noche. Pero nuestro espíritu coqueto sucumbe a la amalgama de colores y aplicaciones de la artesanía de los pueblos indígenas y los cubrimos de pompones, cuentas, bordados, espejitos, flecos...

Nos encanta recuperar la tradición de los capazos, la cercanía de materiales naturales y sencillos que evocan nuestra niñez, recuerdos de juegos infantiles en rincones que dejan de sernos ajenos cada verano...sensaciones que nos transportan a nuestro paisaje más rural, porque su centenaria sabiduría le permite seguir guiñándonos cada verano, bajo la cualquier forma y versión.


Aranaz

Mimeyco

Esparteame para Leandro Cano

Dos agujas

2 Agujas

Aranaz

Daniela Gregis

Mimeyco

Esparteame para Leandro Cano

Eugenia KIm

Julietta Barcelona

Julietta Barcelona

Mimeyco

Kayu

Milk&Paper

Muun

Muun

Muzungu sisters

Muzungu sisters

Mammacay

Mammacay

Panier Marrakech

Sicily bag

Stella Ritwagen

Stella Ritwagen

Yosuzi

No hay comentarios:

Publicar un comentario