09 julio 2018

Buscando bolso entre cintas y bolitas

La luz del verano recupera los tonos sosegados y naturales de materiales como el yute, la rafia o el esparto que reivindican bolsos con una mayor conciencia medioambiental. Pero llegan aires de cambio y renovación en los accesorios: aplaudimos diseños que nos acercan a lo cotidiano, piezas que reformulan elementos propios de nuestra vida diaria. 

Este fenómeno de "descontextualización" que ya nos llevó a sacar el pijama a la calle o a calzar las palas "piscineras" con calcetines...se atreve ahora con las bolsas de red, la cesta de plástico -jelly bag- o nuestros favoritos: los shopper tamaño xl con motivos geométricos modelados con un entrelazado de coloridas cintas de fibras sintéticas o plástico, inspirados en la clásica bolsa de la compra de los '80. Sin perder de vista esa conciencia eco al emplear materiales reciclados y colaborando con pequeñas comunidades indígenas, como hace Truss con la mujeres de Oaxaca (México); o Marni con artesanos y granjeros colombianos.

El otro capricho del verano es el que hemos llamado "el bolso de bolitas", que emerge de esa oleada vintage que transforma todo el proceso creativo en la moda actual. Modelados con una explosión cromática de pequeñas cuentas que añaden a estos diminutos shopper un aire psicodélico absolutamente original. Aunque viven su tercer revival, ya que los vimos en los '50 y '60 como pequeño bolso de noche, en los '90 en el universo infantil y ahora nos vuelven a tentar con los diseños renovados de marcas con Shrimps o Susan Alexandra.

Sentido del humor, ingenio creativo y ganas de arriesgar son las formulas para buscar alternativas al precioso cesto de mimbre.

Marni

Bimba y Lola

Mango

Shrimps

Shrimps

Truss

Susan Alexandra

Truss

Uterqüe

Zara

Zara

No hay comentarios:

Publicar un comentario